Fotógrafa mayormente de retratos y cuerpo humano, la relación de Betania Clavijo con la fotografía empezó de niña, cuando ya demostraba una clara inclinación a la observación de las formas diversas en el mundo y a cómo la luz impacta en ellas.

A los 22 años estudió fotografía analógica con Ezequiel Mazariegos, profundizando en el lenguaje técnico, revelado en laboratorio y estudio. No obstante, la luz natural siempre fue su predilección.

Más tarde realizó un workshop con Gaby Herbstein, puntapié clave para tomar la decisión de estudiar dirección de arte en Haus, función elemental para el tipo de fotografía que realiza.

tagged in Betania Clavijo