Cliente: Caixabank
Superfície: 580 m2
Año: 2017



Ciudad: Barcelona
Fotógrafo: María Pujol



La sede oficial de la mayor Banca Catalana ubicada en la Avenida de Diagonal, inaugura nueva cafetería y restaurante en los bajos de sus torres emblemáticas.
Con una superficie de más de quinientos metros cuadrados, el espacio se distribuye en varios comedores que proponen distintos ambientes y rincones.



Al encontrarse en una planta semi-sótano y con una única entrada de luz por la fachada posterior, la disposición de los diferentes espacios y de sus divisiones se dispuso de forma perpendicular a fachada con tal de favorecer la entrada de luz al máximo. Los elementos que la sectorizan son estructuras metálicas y celosías livianas que permiten el paso de la luz a través.



A modo de patio, las celosías de listones verticales no solo se encargan de distribuir pasos y comedores, sino que también sirven para el paso de todas las instalaciones que cruzan por encima de estos porches alistonados, limitando así las zonas de paso a las cotas de menos altura.



Otro recurso también utilizado en el proyecto son los espejos de gran formato, que integrados en paredes y encuentros perpendiculares, consiguen transformar el espacio en un lugar insinuante pero que sobretodo, transporta la entrada de luz al fondo de un local oscuro convirtiéndolo en uno más luminoso.