Arquitectos: nook architects
www.nookarchitects.com
Localización: Barcelona, España


Año: 2015
Fotografía: nieve | Productora Audiovisual
www.quenieve.com



Nos encontramos con una vivienda en un edificio del Eixample barcelonés ubicado en chaflán, situación que implicaba algunas particularidades a nivel de distribución y estructura, uno de los puntos clave en la propuesta. Sus viguetas perpendiculares a los muros que las sustentan se transforman en abanico al llegar al chaflán para poder adaptarse a la tan típica solución constructiva de la esquina del Eixample.


La vivienda original tenía la sala de estar en la posición de chaflán y el dormitorio principal al otro extremo de la fachada. La cocina, muy pequeña y oscura, se comunicaba con el salón a través del pasillo distribuidor. Desde la cocina se accedía al baño que contenía la única ducha de la vivienda y enfrente quedaba el tercer dormitorio. Esta distribución generaba espacios muy oscuros y de difícil disposición en cuanto al equipamiento fijo. Por eso la primera decisión de proyecto fue dar un giro a las piezas y suprimir el tercer dormitorio para poder ganar espacio en la zona de día.



La vivienda actual invierte la posición de la sala y de la cocina al otro lado de la planta y se abre un hueco vertical en la pared de carga que los separa, de modo que ganan en relación espacial e iluminación.


El dormitorio principal se ubica ahora en el chaflán, ganando algo de dimensión. En la posición de la antigua cocina se ubica un amplio baño con puerta de policarbonato translucida. Cuando la luz del baño está encendida, este panel corredero actúa como lámpara vertical ampliando la sensación espacial de la parte central de la vivienda. Las únicas piezas que mantienen su posición original son la habitación secundaria y un aseo, renovado completamente.


Intercambiando la posición de estas piezas se consigue arrastrar la luz que entra desde la fachada hasta la parte más oscura de la vivienda y se mejora la relación entre los espacios de día, más acorde con el estilo de vida actual.


Se ha potenciado también la relación entre el salón y el dormitorio principal gracias a una amplia puerta corredera que se integra con el color ocre del tabique separador, desapareciendo cuando está abierta. En la parte superior de la partición vertical también se ha enfatizado esta idea, superponiendo un espejo para dar la sensación de que el tabique no llega al techo. Se consigue así un guiño visual con el reflejo de las viguetas del salón, dando la sensación de continuidad en paralelo tras el tabique ocre cuando, en realidad, en el techo del dormitorio están dispuestas en forma radial.


En cuanto a su materialidad, el proyecto recupera la envolvente original de la vivienda dejando al descubierto su forjado de bovedillas cerámicas y vigas de madera. Los materiales y tonalidades que hemos utilizado en este proyecto son de aspecto muy natural: madera sin teñir para el pavimento del salón y dormitorios, pavimento hidráulico de dibujo geométrico para la cocina y los baños, y texturas cerámicas barnizadas mate en pared estructural y bovedillas. Alguna de las paredes existentes se ha dejado sin revestimiento para potenciar las texturas de la cerámica. Antiguamente se solían enyesar pero en la actualidad tienen especial relevancia por su artesanía constructiva. El resto de tonalidades del piso se ha tratado en gama de blancos, ocres y grises.



Se han conservado las carpinterías principales en fachada, restaurándolas para su posterior pintura al esmalte. En lugar de los vidrios sencillos de 4mm se han colocado dobles vidrios con cámara de aire.

Con esta intervención, atenta a la recuperación de materiales de la envolvente y elección de acabados tradicionales y cálidos, se ha conseguido devolverle a la vivienda un espíritu más honesto con el sistema constructivo del edificio y más acorde con el confort y estilo de vida actuales.