Obra: Oficinas Craft Buenos Aires
Ubicación: Libertad 850, C.A.B.A.
Autores: MUARQ
Equipo de Trabajo: Gabriel Huarte, Pablo Fidalgo, Salvador Serruya, Mercedes Estévez
Superficie: 400m2
Año: 2017

El encargo plantea el desafío de realizar la renovación de las oficinas centrales de una empresa de logística comercial de 70 empleados, en el mismo espacio donde funcionan, sin discontinuar su actividad.
La estructura de funcionamiento de este tipo de empresa se caracteriza por  establecer diferentes equipos de trabajo que, en la mayoría de los casos, interactúan de manera activa entre sí, y que responden a gerencias estrictas de cada sector. Las condiciones existentes de la oficina, se caracterizaban por un marcado desorden en la distribución de los diferentes equipos de trabajo, repartidos en espacios inconexos, abarrotados y mal iluminados.
Las gerencias, en su mayoría incluidas en dichos espacios, participaban  condicionando las tareas grupales y dificultando las propias. La recepción, además  de la función de recibir gente, compartía las funciones de cobro, pago y espera, en un espacio deficiente.
Concluimos que  no se trataba de una cuestión de falta de espacio, sino de la necesidad de un reordenamiento del mismo, regulando y distribuyendo cada sector en base a las necesidades de uso y sus relaciones con el todo.
Se agregaron metros donde hacía falta y se quitaron donde sobraban. Se sumaron zonas que no existían y se potenciaron espacios que lo requerían. Se estableció un orden de tareas y se decidió dividir el trabajo en dos etapas: recepción y administración en la primer etapa y el resto de la oficina en la segunda, empezando por el espacio central de trabajo para luego ir resolviendo el anillo perimetral.

El foco de acción se centró en la redefinición de un gran espacio central, reagrupando los diferentes equipos de trabajo a modo de centro, y resolviendo las condiciones de uso, confort e iluminación necesarias.
El reordenamiento de las gerencias, programas de uso común y servicios, se distribuyó a modo de anillo, en el perímetro circundante sin establecer jerarquías más que las de su propio uso.
Cuatro gerencias se agrupan en torno a dos pequeños patios existentes.
El nuevo office, la sala de reuniones y el gran espacio central se apropian de la conexión con un patio mayor al fondo del espacio. La recepción se extiende en tamaño y se reordenan sus funciones.
Se agregó un paquete de baños mixtos y se amplió el office, acorde a los requerimientos de una oficina de 70 empleados. Un gran techo lumínico refuerza la presencia de luz en la zona central por medio del diseño de un sistema de artefactos de luz indirecta que evocan la idea de un gran lucernario de luz cenital uniforme.


Un sistema de bóvedas livianas, iluminadas  tangencialmente, resuelve la complejidad de un techo existente de baja altura que debía esconder todo un sistema de conductos de aire acondicionado y bandejas técnicas, tratando de conservar la mayor altura posible sin generar interrupciones ni perder continuidad espacial en un recinto de intenso flujo.
Un sistema de panelería de madera de petiribí resuelve el cerramiento de los espacios diferenciados, alternando sus paños con vidrio laminado trasparente o vidrio mayado, según se requiera privacidad o conexión visual.


Respetando la misma modulación de la panelería divisoria y en forma perimetral al área central, se configuran tres grandes muebles de guardado de trece módulos en total, donde se alojan las zonas de impresión y copiado, a la vez que se condensan todos los requerimientos de guardado, insumos y ficheros, despejando el gran espacio central de elementos a ese fin.
Todo el mobiliario fue diseñado y ejecutado en forma conjunta con el resto de la oficina, resolviendo necesidades funcionales y espaciales, y con el fin primario de reducir al mínimo la cantidad de elementos de uso.
Mesas de trabajo grupales, con cajones de guardado y canales eléctricos, realizadas en madera, chapa y vidrio. Mesas de despachos individuales, muebles de guardado colgantes, archiveros móviles, estantes de chapa plegada, bancos grupales, de chapa y madera y luminarias de chapa pintada a fuego, conforman un todo, que sigue la lógica material del resto de la oficina y rememora el viejo concepto wrightiano de un diseño integral.

 

 

tagged in Argentina, MUARQ