Érase una vez, Guy Martin, el renombrado chef francés con estrella Michelin, hizo una declaración de amor. Dijo “Me encanta París”. La historia comienza en el Palais Royal, en su legendario restaurante le Grand Véfour. Pero Guy Martin quería compartir este romance con todo el mundo; hacerlo real en los corazones de todos.

India Mahdavi revisa los elementos visuales del Palacio Real para crear una historia de amor que habla a todos los viajeros del mundo. Siempre fiel a su estilo cálido y elegante, combina los tonos de terciopelo verde y el cuero de sus sillas con un piso de piedra beige, para recordar las sombras y los materiales del Palais Royal. Diseñó arcadas que se desenredan alrededor de una suntuosa barra ovalada, con rayas blancas y negras en los costados y dos candelabros redondos y dorados que cuelgan sobre su cabeza, para enmarcar un espacio que, a pesar de sí mismo, sale a través de un majestuoso mirador.

India Mahdavi agrega un toque final a la idea de crear el logotipo I Love Paris al estilo de una carta de amor escrita a mano. Brigitte Mestrot dio vida a este logotipo, así como a todos los gráficos para el restaurante. Sus fotos evocan el Grand Véfour, haciéndose eco de las arcadas y galerías del Palacio Real que lo albergan.

I love Paris se ha diferenciado de los muchos restaurantes secos e impersonales de los aeropuertos que hemos presenciado una y otra vez en nuestras vidas como viajeros. A través de su asociación con Elior, el iniciador del proyecto, y aprovechando la experiencia del grupo, Guy Martin se esforzó por crear, en este lugar inesperado, una experiencia gastronómica única.
Los clásicos culinarios franceses, como la tierna blanquette de veau o el sabroso pot-au-feu, y las creaciones legendarias como la langosta azul y el carpaccio de mango salvaje, se combinan con el simplemente irresistible bar de champán Ruinart.