Ubicación
Av. Juramento y Arcos – Capital Federal, Buenos Aires, Argentina
Arte Concepto, Proyecto, Documentación e Interiorismo
Hitzig Militello Arquitectos
Dirección de obra
Hitzig Militello Arquitectos
Contratista general
Estudio Cores
Asesor estructural
Ing. Carlos Gadini
Branding
Grupo a
Escenógrafo
Jerónimo Basso
Programa
Cafe & Bar
Sup. Total Cubierta
252 m2
Año
2016
Equipamiento mobiliario
Casa Fad
desillas.com
Herrería decorativa
Hugo Tonti
Jardín vertical
Jardines el ceibo
Mármoles y granitos
Marmolería Gago
Iluminación
2G Iluminación
Helsinki Market
Lauda
Proveedor de pisos
Giacomozzi
Equipamiento gastronómico
Frimaq
Siasa
Lynch Cocinas

Partiendo de la idea de recrear el espíritu de almacén porteño tradicional pero evitando caer en la utilización de elementos cliché, trabajamos desde la materialidad de lo que para nosotros más representaba a estos almacenes: el cajón de frutas y verduras. Un elemento individual que desde su simplicidad y textura puede generar espacialidad tanto por adición como por sustracción.

El resultado intenta describir este espíritu el cual se constituyó mediante la abstracción de estos elementos. En definitiva, construir la decoración no decorar la construcción.

Habiendo participado en la génesis del proyecto desde la creación del concepto general de la marca, la búsqueda arquitectónica intenta en todo momento reflejar de manera integral la esencia del producto. Se parte de un concepto bien claro y ello permite estrechar la distancia entre la imagen y el branding con la arquitectura y el interiorismo.

La espacialidad y materialidad van en una misma dirección, queriendo expresar con contundencia la idea general de la obra: Un contenedor uni-material (pisos y paredes en baldosa calcárea gris grafito) se opone con una pieza volumétrica, también uni-material (el viejo cajón de verdulería) que corona el espacio y delimita situaciones.

Estos 2 elementos a su vez son intervenidos. Al volumen superior construido integralmente mediante cajones de fruta, se le determinan huecos en los que se alojan objetos relativos al concepto desarrollado: tostadoras y cafeteras antiguas, algunos utensilios.

Mono cromatismo claro: Tanto los cajones como dichos objetos están tratados con el fin de lograr una única y sutil textura monocromática. Mono cromatismo oscuro: La piel de baldosas gris grafito fue tratada mediante un pulido que le realza las cualidades intrínsecas del material. El jardín vertical ubicado en la escalera, no solamente invita a bajar al subsuelo, además le brinda una ruptura en el juego monocromático entre los grises y blancos que impera en espacio general.

El equipamiento mobiliario y los equipos de iluminación no solo aportan a la calidez y confort al espacio además integran la grafica de marca en sus tapizados.

Con pocos elementos el espacio luce y deja protagonismo al producto de venta: un buen café y un rico tostado.