espacio38-9

Testigo Secreto
Llegar a este espacio, mirarlo, sentirlo, analizarlo y preguntarnos cómo es. Algo más había. Es que el Palacio Cabrera es una casa muy antigua. Nos asignaron este lugar, y nuestro desafío fue descubrir su tesoro. Nos intrigaba conocer su piel y literalmente lo desvestimos.
Tal vez no fue porque sí. Justo nos tocó diseñar “El Vestidor” y algo sentimos en el aire. Se inició la búsqueda. Estudiamos el piso, recuperamos su increíble madera.

“Preservar lo existente y potenciarlo” fue la clave. Esas paredes fueron testigos en miles de historias y no pudimos dejar de averiguarlas. Estaban ahogadas con tantas capas de pintura, entonces ya era hora de dejarlas vivir, tal cual son. Las ayudamos a desnudarse y sentimos la necesidad de respetar y cuidar.

espacio38-10

Wabi-Sabi – un idioma que hoy recorre el mundo. Es algo así como buscar belleza en las imperfecciones, aceptar el paso del tiempo, y amigarnos con lo incompleto.

Con total placer nos ensuciarnos para liberarlos, y les aseguro que esos ladrillos nos hablaron. Continuamos el análisis, esta vez respecto a luz existente, era natural. La sentimos sutil, simple y se incorporaba con total equilibrio. Decidimos no taparla ni esconderla, al contrario, la dejamos que se siga expresando.

espacio38-7

Vinculamos a nuestro cliente, él es hombre y también guarda infinidad de historias. Necesita un lugar especial. Nuestra fidelidad y secreto profesional, fue su condición absoluta. Es detective, tiene códigos y de eso trabaja. Su vestidor es su búnker. Allí no solo se viste o se prueba. Allí también estudia, esconde, dibuja, planea seguimientos y guarda. Su ropa no es azar y está clasificada.

Sus sombreros, identikits, joyas, fotos, teléfonos, papeles, lentes, cámaras y cigarros necesitan estar protegidos. Es vanidoso.
Mientras investigaba el robo de La Mary, majestuosa obra (mariposa de 1×1) de Hernán Álvarez Forn, decide llegar al límite. La encontró – es que no falla- y algo mafioso también se la quedó. Hoy, como en el caso de Thomas Crown, tan elegante, le regocija saber que otros la siguen buscando. Pero ya es suya. Nos resultó exótico y sin dudarlo incorporamos la gran butterfly al proyecto.

espacio38-8

Si bien no somos abogados, psicólogos, ni curas nuestro trabajo nos obliga a guardar vivencias y secretos de quienes nos contratan. Así es que temas como infidelidades, estafas, mafia, dinero y conductas inusuales, son pensamientos reincidentes en nuestro cliente y necesitó transmitirlos.

Es estratega, actual, seductor e inteligente. Elige la ópera y el jazz. Con ellos se inspira y también descansa. Su espacio lo contiene. Se siente acorde viviendo colores blancos, grises, cobres y brick.

Ahora sí, acompañado de materiales nobles y sus texturas, está totalmente protegido y disfruta su colección de películas, El Santo, sus series, Ladrón sin destino, Philip Marlowe, y Humphrey Bogart en “Al borde del abismo”, claro.

espacio38-1
espacio38-6