El espacio es el estar de una persona joven, que sueña, piensa y actúa para llevar a cabo el proyecto editorial que más ama: la revista Wideprint. Estos conceptos —soñar, pensar, actuar y amar— están inspirados en la paleta de Tendencias 2019 de ALBA.

Este diseño despojado, atravesado por diagonales y líneas geométricas, se configura como el lugar adecuado para la dinámica de un proceso creativo. La oscuridad de sus paredes y la comodidad de su equipamiento crean la atmósfera para trabajar en un ámbito de tranquilidad y concentración: el sillón tapizado en terciopelo azul y las sillas de cuero son de Ohmio, los espejos circulares y las mesas realizadas en acero inox y madera son de Duveen. Todos estos elementos se agrupan en torno a un hogar de forma irregular, realizado con el color Orix de Dekton, provisto por Canteras del Mundo. Para acompañar las ventanas originales del espacio, se eligieron cortinas en lienzo azul, de Casa Almacén. Debajo de una de ellas se ubican dos leñeros de Nómade espejados, realizados en chapa negra, junto a alfombras diseñadas por la artista Analía Segal, provistas por Design Carpets.

Detrás de este sector, se destaca sobre la pared una biblioteca con ejemplares de Wideprint, elaborada con la superficie Rauvisio de Rehau, en tono oscuro. El piso, protagónico de este espacio, se realizó con el porcellanato premium Oniciato Dark Grey de Vite, con detalles de perfiles de aluminio Atrim, en color oro mate. Estos últimos se repiten bordeando uno de los accesos al espacio, en oro brillante.

Sobre otra de las paredes se ubica un vajillero de Duveen, que sirve para almacenar revistas. En su superficie se apoyan cúpulas de vidrio con fragmentos de Wideprint en su interior, obra de la artista Laura Dalton. Por encima, se ubican cuatro cuadros que exhiben las chapas de impresión de la revista. A los costados, pilas de ejemplares terminan de delinear los límites de este rincón, junto a una obra de la escultora Norma Siguelboim. Toda la iluminación del espacio estuvo a cargo de la empresa NUBA.

La paleta de colores elegida incluye tonos azules y verdes oscuros, como el color Aguas Oceánicas de la envolvente del espacio y los detalles en Tormenta de Granizo y Crème Brûlée. En lo que respecta a la materialidad seleccionada, se combinaron diferentes elementos para crear un especial juego de texturas.