El diseño fue concebido para un dormitorio principal donde pueden convivir varias actividades a la vez. Imaginado para una pareja joven que está dispuesta a romper con los esquemas y disfrutar de su tiempo libre.

En el epicentro del espacio se encuentra el hogar, lugar de fuegos, cónico en su forma, se erige desde el cielorraso tomando protagonismo por su color blanco en contraposición a la envolvente del cuarto: muros revestidos en madera color negro.


El piso de granito con tratamiento brush, tiene continuidad sobre los muros a través del gran zocalón.
La geometría impone la morfología espacial y de los objetos que la integran. A través de un tabique curvo generado por columnas cilíndricas se genera el espacio para sofá, lugar de relax, disfrute del fuego y escritorio.


De fondo creamos un patio interno con la intención de darle más profundidad al cuarto y aportarle naturaleza a través del verde que se asoma.


En este dormitorio en pocos metros hemos logrado poder establecer diferentes funciones, priorizando el habitar, el confort y la imagen.
La paleta de colores es neutra, grises, blancos y negros. Aparece el metal dorado como accesorio de destaque y el sofá que se impone con un exclusivo género en terciopelo matelasse color dorado.
Nuestra propuesta es Desafiar estructuras convencionales para sumergirse en nuevas experiencias.