Una buena iluminación puede llegar a conseguir que los lugares en los que vivimos y trabajamos se conviertan en algo más que un simple lugar de trabajo u ocio. Gracias a un buen diseño lumínico se pueden crear ambientes más que agradables, sin por ello nunca olvidar que las instalaciones lumínicas sean energéticamente sostenibles.

Los parámetros que definen la calidad de una iluminación dependen de la finalidad de la misma (según sea una iglesia, un teatro, una sala de concierto, un aula, un museo, etc.) pero en todo caso han de responder a ciertas exigencias comunes como:

1-Nivel de iluminación: iluminancias que se necesitan (niveles de flujo luminoso (lux) que inciden en una superficie)

2-Distribución de luminancias en el campo visual.

3-Limitación del deslumbramiento.

4-Modelado: limitación del contraste de luces y sombras creado por el sistema de iluminación.

5-Color: color de la luz y la reproducción cromática

6-Estética: selección del tipo de iluminación, de las lámparas y de las luminarias.

En Italavia somos expertos en calcular y brindar soluciones lumínicas según la necesidad de cada proyecto, no dudes en contar con nuestro asesoramiento!