Los platos de ducha Shawer son fabricados en dos diferentes materiales, gel-coat y acrílico, cada uno con sus propios beneficios.


Estos están compuestos por una superficie que cubre el suelo aportándole una textura confortable a tus pies y un plus de diseño a tus ojos, son especiales para personas mayores o con limitaciones físicas, ya que no es necesario alzar las piernas, como lo es en las bañeras clásicas, evitando problemas a la hora de la ducha.