vestidor-linea-ego-de-otro-tiempo

Para que un vestidor sea práctico y funcional es fundamental distribuir correctamente el espacio de guardado. Debemos dividir el amoblamiento por áreas y dedicar un módulo especial a cada tipo de prenda y así responder a cada necesidad.
Toma nota de los siguientes consejos:

  • Bandejas deslizables: destinadas a guardar la ropa doblada sin tener la necesidad de retirar toda la pila y provocar que la misma se desordene. Otorgan, a su vez, una mejor visión de lo guardado.
  • Espacio para colgar: Resulta muy práctico dividirlo en dos para multiplicar su capacidad, guardando allí todo lo que requiera menor altura: camisas, pantalones, sacos y abrigos cortos. Y Solo dedicar un pequeño espacio sin dividir para prendas más largas: pilotos, tapados, vestidos de fiesta, etc.
  • Cajones: Es fundamental colocar divisiones en los cajones para tener las prendas ordenadas, sin que se mezclen a la hora de utilizarlas. También se necesitan cajones con poca profundidad para organizar los elementos más chicos, como cinturones, corbatas y accesorios en general. Un detalle diferenciador es la elección del acrílico para mayor visibilidad de las prendas.
  • Espacio específico para guardado de zapatos y zapatillas: Los cajones botineros son una buena opción para guardar el calzado, ya que contienen una costilla en su interior y así permite un mejor aprovechamiento en profundidad. Además pueden tener una bandeja deslizable intermedia para aumentar el volumen de guardado. Otra opción práctica para el guardado de zapatos son los estantes inclinados, gracias a su orientación vertical, evitan la acumulación de cajas y facilitan la visión y búsqueda.
  • Estantes: El área de estantes debe contar con un sector de estantes abiertos para el doblado de prendas más gruesas generando un diseño lineal y simple y un sector con estantes ordenadores de menor altura (15 y 30 cm.) para evitar las torres de remeras -que muchas veces terminan mezclando y desarmándose-  y así lograr una mejor utilización del espacio.

vestidor-linea-ego-de-otro-tiempo-2

Cuando se dispone de un lugar amplio destinado al espacio de guardado se puede incorporar un mueble bajo, móvil, que además de funcionar como espacio de guardado, resulta muy práctico como superficie de apoyo.

Frente a la tarea de diseñar un vestidor es preciso tener en cuenta las características del espacio y las preferencias de cada usuario. El equilibrio entre funcionalidad y  diseño es la premisa fundamental.

De Otro Tiempo tiene cuatro líneas de vestidores con diseños exclusivos con frentes abiertos y cerrados. Las puertas corredizas o de abrir pueden realizarse en lacas, melaminas y enchapados en madera, independientemente del material que se utilice en el interior.

Los mismos pueden encontrarse en los showrooms ubicados en Av. Del Libertador 7574, CABA y Pte. Perón 1554, Haedo.

tagged in De Otro Tiempo