Tube

Tube es la última creación de Eugeni Quillet (1972) para la firma catalana Mobles 114. Quillet busca en sus objetos la autonomía estética suficiente como para superar sin problemas el arrollador paso del tiempo y sus modas. La colección Tube se compone de una silla, un sillón y una mesa. Piezas en cuya estética y estructura Quillet deja constancia de sus años de colaboración con Philippe Starck (1949), de quien parece reinterpretar su particular manera de entender la elegancia y la sensualidad. Valores que ponen de manifiesto las ventajas ensalzadas por las líneas suaves y dinámicas que dibujan el sencillo perfil de Tube, mediante el que el diseñador otorga al usuario una pieza con posibilidad de ser apilada, resistente a las inclemencias del medioambiente y con un atractivo fácil mantenimiento.

La materia prima de esta colección es el acero tubular, un elemento caracterizado por su eminente resistencia estructural y con el que trabajaron nombres de la primera mitad del siglo XX como Marcel Breuer, Mies Van der Rohe, Charlotte Perriand, Le Corbusier o Guerrit Rietveld. Todos ellos adaptaron la técnica desarrollada décadas atrás por Michael Thonet para el curvado de la madera, hasta el punto de convertir este acero en un icono del racionalismo contemporáneo. Material y proceso tecnológico de origen industrial, rudo y frío, que Quillet ha sabido aplicar con precisión para el desarrollo de Tube, una colección de perfil sinuoso y aparentemente maleable, que logra ensalzar cierta sensación de ligereza visual con la que cautivar al usuario final. Aspecto que radica en la ausencia de soporte para el respaldo y la individualidad de las patas posteriores, de trazo limpio y sencillo.

Por último, debemos recordar una silla creada en 1928 por Mallet-Stevens (1886-1945), además de la ideada por René Herbst (1891-1982) dos años más tarde de la que cabe destacar su capacidad de objeto apilable. Dos asientos creados a principios del siglo XX que comparten un característico perfil tubular, similar al proyecto de Quillet.