La lámpara Rain (de lluvia) es la primera de una línea de proyectos basados en lo que el estudio llama “contradicciones armoniosas”; el concepto de que al contrastar elementos incompatibles bajo condiciones adecuadas puede producir resultados increíbles. La lámpara Rain fusiona electricidad y agua para crear una nueva forma de iluminación dinámica.

El diseño consiste en un gran globo transparente en la parte superior de la cual se encuentra una bomba micro-peristáltica encapsulada y una luz LED, en la parte inferior se encuentra el agua ligeramente clorada. La bomba oculta hace circular el agua y libera gotitas que caen alrededor de la bombilla. A medida que las gotitas caen sobre el agua, la luz se refracta en la superficie de la misma generando ondulaciones. La forma inherente del globo actúa como una lente de aumento que proyecta el efecto de la superficie abajo y crea un efecto muy sutil de arco iris que rodea la proyección.

Esta lámpara es el resultado de explorar muchas iteraciones diferentes con diferentes tecnologías de bombas y bombillas, hasta finalmente evolucionar a un diseño que sea seguro, compacto y duradero. Utilizando la bomba micro-peristáltica, se puede ajustar con precisión una sola gota para que caiga cuando se desee.

Sin embargo, la verdadera magia proviene de tres gotitas simultáneamente que aterrizan en la superficie del agua— a medida que las ondulaciones de cada gotita chocan, crean una serie de interferencias constructivas y destructivas, una condición momentánea en la que las ondulaciones rebotan entre sí. Esto se muestra en la luz proyectada debajo como parches hipnotizantes de patrones claros y oscuros.