Con Ghost Collection, Studio Drift explora los límites de las posibilidades en la producción de alta tecnología para dar forma a sus ideas. Al mismo tiempo, el concepto para la colección se basa en una clásica pregunta filosófica: ¿poseen los objetos, como las personas, una complejidad interna oculta detrás de lo que se muestra superficialmente?

Ghost Chairs (Sillas Fantasma) tienen corte sencillo en su silueta gráfica. Pero bajo determinadas luces una forma interna se revela en los objetos transparentes: sorprendentemente orgánicas y elusivas, casi como humo congelado. El contraste entre el minimalismo exterior y la complejidad interior de las sillas resulta sorprendente, y recuerda al observador que no siempre obtiene lo que ve: al igual que los humanos, estos objetos esconden una inesperada esencia debajo de su piel. Las formas fantasmagóricas internas fueron creadas usando una técnica exclusiva de 3D para formar dibujos por debajo de la superficie dentro de los objetos de acrílico sólido, dándoles un carácter dual. El observador ve el reflejo de miles de burbujas microscópicas dentro del acrílico traslúcido. Ghost Collection tiene una belleza misteriosa y fue estratificada en muchos sentidos.

El diseño del set refiere a tiempos pasados, cuando la forma de la silla era un indicativo de la posición social: el rey y la reina tenían grandes tronos con apoya brazos, mientras que los huéspedes se sentaban en sillas con un diseño más simple.