The Cloud es una lámpara interactiva y un sistema de altavoces. Está diseñada para imitar una nube de tormenta en apariencia y entretenimiento. Utilizando sensores de movimiento, la nube detecta la presencia de un usuario y crea un relámpago único y un espectáculo de truenos dictados por su movimiento. Cuenta con un potente sistema de altavoces desde el cual el usuario puede transmitir música a través de cualquier dispositivo con Bluetooth. Utilizando luces que cambian de color, la nube es capaz de adaptarse al color de iluminación deseado y al brillo. Además tiene modos alternativos como luz nocturna y un modo reactivo a la música.

La idea inicial fue crear un objeto o una interacción que usara la plataforma Arduino. Lo que siguió fue una emocionante exploración de una lámpara de nubes que tenía sutiles cualidades reactivas de sonido y luz. Esta fue The Cloud 1.0, que fue ampliamente publicada en distintos medios online a finales del 2012. Sin embargo, sólo era un prototipo que aún no era apto para la comercialización. Con la difusión llegaron preguntas, pedidos, y la necesidad de desarrollo y refinamiento.

The Cloud 2.0 fue lanzado en noviembre del 2013. Una estructura más robusta y duradera permitió un sistema de altavoz más grande con un subwoofer. Un nuevo método de aplicación de “fluff” creó la oportunidad de LEDs RGB más brillantes. Los conmutadores físicos fueron reemplazados por un mando a distancia, que actualmente está siendo integrado a una aplicación móvil. La adición final fue la capacidad de las nubes para comunicarse entre sí, creando un cielo en red.

Actuando como una experiencia de iluminación inmersiva y un altavoz con retroalimentación visual, esta lámpara/altavoz híbrido introduce un nuevo discurso para lo que un accesorio de luz podría ser. Los avances en computación y hardware de diseño de interacción en los últimos años han creado una nueva generación de objetos inteligentes, que están ganando más y más tracción en el mundo del diseño. Estos objetos inteligentes tienen el potencial de ser mucho más interactivos e inmersivos que nunca. Lo más emocionante es que cada vez es más barato y fácil diseñar con este tipo de tecnología. Este proyecto pretende capturar la esencia de este tipo de diseño, donde las ideas y el proceso son compartidos por otros para usar y expandir.

Esta es realmente una historia de exploración simultánea de material y programación. Después de establecer la estética básica y la función, se trató de un proceso de iteración para alcanzar un punto de comercialización duradero. La estructura evolucionó de un material basado en espuma a ser un chasis formado en vacío en modelos posteriores. Esto trajo consigo un nuevo conjunto de posibilidades y oportunidades de fabricación, pero también una necesidad de revaluar los componentes materiales por separado. El resultado final llegó en una fibra de poliéster hipoalergénico que tiene propiedades perfectas para la adherencia y la difusión de la luz.

Se trata de un nuevo tipo de magia, no basada en ilusiones ni engaños sino en sensores y códigos. Durante los últimos años los diseñadores han estado agregando más y más habilidades a sus kits de herramientas. La plataforma Arduino es una de esas oportunidades para los prototipos de diseñar lo que hay dentro de la “caja negra” de los dispositivos electrónicos. Los microprocesadores económicos y fáciles de programar permiten a los diseñadores y usuarios entender mejor la naturaleza de los bienes electrónicos y, por lo tanto, ayudar a crear interacciones nuevas y significativas. En un nivel superior, Cloud es un esfuerzo para ayudar en el desarrollo de esta industria. De hecho, el código de Cloud está disponible para que el público pueda usar y mejorar libremente, ayudando a proporcionar los planos para la próxima generación de objetos inteligentes.