union-bertoia

Las sillas de alambre diseñadas por Harry Bertoia para Knoll muestran su amor por la escultura y el conocimiento de la metalurgia y de la ergonomía.

Con esta colección icónica de asientos Bertoia transformó varillas industriales de alambre en un nuevo concepto de muebles. Los acontecimientos que hicieron posible este trabajo comenzaron en la década anterior a su diseño, en Cranbrook Academy of Art. Allí Bertoia conoció a Florencia Knoll, quien años después, convocó a Bertoia a trabajar para ella y su marido, Hans Knoll.

A Bertoia se le otorgó la libertad sufciente para trabajar en lo que se adecuara a sus gustos, sin tener que seguir un programa de diseño estricto. El resultado de estas disposiciones fue la colección de sillas Bertoia (1952). Las primeras versiones de las sillas de alambre Bertoia se hicieron con los bordes compuestos por dos varillas finas, soldadas entre sí. Sin embargo, este diseño ya había sido patentado por Herman Miller para su silla Eames de alambre. Miller demandó con éxito a Knoll, por lo cual los diseños posteriores de la silla Bertoia se hicieron con un solo alambre grueso en el borde de la silla.

knoll-bertoia-side-chair-detalle

Con una apariencia delicada pero sumamente fuerte, este tipo de asientos “aireados” cuenta con varillas de acero esculpidas. En su arte, Bertoia solía experimentar con las formas abiertas y el trabajo del metal, y estas sillas fuera una extensión de ese trabajo. “Si te fijás en las sillas, están hechas principalmente de aire, como la escultura. El espacio pasa a través de ellas.” solía señalar Bertoia.

knoll-harry_bertoia_chrome_chair

60 años después de su introducción (en 1952), estas sillas estaban por todas partes: en el jardín de esculturas del MoMA, en el hotel Parker Palm Springs de Jonathan Adler y hasta en el comedor de este escritor. Son ideales tanto para exteriores como para interiores y, al estar construidas en alambre, son notablemente ligeras.

bertoia-chair1bertoia-chairbertoia-chair2

La auténtica Silla Bertoia es producida por la empresa Knoll, cuyo logo está grabado en su base.

Diamond Chair - La silla más famosa de la colección Bertoia

Diamond Chair – La silla más famosa de la colección Bertoia

Materiales
barras de acero soldadas; acabado en cromo pulido con conexiones en cromo o acabados Rilsan® con conexiones de acero inoxidable.

Más versiones
Bertoia-Bird-Ottoman-with-Full-Cover-in-Classic-Bouclébertoia-diamondbertoia-assymmetric