El gran arquitecto americano presenta su modernismo en miniatura.

Al igual que sus edificios (con su linealidad inflexible, el uso preciso de la luz natural y fachadas completamente blancas) Richard Meier es una figura llamativa.