La única manera de continuar en el espíritu de la vanguardia es experimentar con su relación con la tradición”, dijo una vez el fotógrafo nacido en Vancouver, Jeff Wall, sobre sus primeros trabajos. Wall, quien es mejor conocido por sus reconstrucciones llenas de suspenso de la vida cotidiana, llegó a la fotografía como historiador del arte en la década de 1970. Desde entonces, sus imágenes se han referido a muchas cosas, aparentemente dispares, como la pintura del siglo XIX, la publicidad comercial y la fotografía callejera. El trabajo del artista canadiense subvierte el papel clásico de la fotografía en un proceso que él llama “casi documental”, que abarca la ubicación y la manipulación digital.