Cuando se le pidió que eligiera un artículo cotidiano, con un diseño brillante, la diseñadora británica Ilse Crawford eligió el vaso de mano “Bellman”, inventado por Ingegerd Råman para la marca sueca Skruf Glassworks, como el objeto de su afecto duradero.

tagged in Nowness, Videos