No todo es lo que parece en el hogar de la reconocido diseñadora al norte de Londres.
Detrás de la humilde fachada de ladrillo, de apariencia típica de la zona, se encuentra el cavernoso hogar de la arquitecta Amanda Levete.