Aquí, el director Emile Rafael nos lleva a la casa semi-subterránea del arquitecto londinense Alex Michaelis, donde el diseño innovador alberga una amplia casa familiar para cinco personas —repleta de palos de bombero y barandillas— en un espacio previamente ocupado por un garaje doméstico.