Proponemos un ESTAR ESENCIAL, honrando nuestro verdadero ser, sereno, personal, íntimo. Trabajamos la caja arquitectónica en toda su altura, proponiendo un juego de planos nuevos, sobrios, claros, despegados de los muros originales, acentuando ese despegue con una línea de luz perimetral.
En oposición a estos planos nuevos, los muros y puertas originales con sus molduras los pintamos de color oscuro, sosteniendo su impronta por sí mismos.