Cliente
Rhône Saône Développement
Fechas
competencia 2005 – September 2010
Superficie
6300 metros cuadrados
Sitio
Quai Rambaud, Lyon
Programa
terciario
Consultor
Michel Forgue
Ingeniería eléctrica
Alto Ingénierie
Acústica
Avel Acoustique
Estructura
RFR GO+
Fachada
T.E.S.S

La ambición del proyecto de planificación urbana para la zona del viejo puerto, desarrollado por VNF (Voies Naviguables de France) en colaboración con Caisse des Dépôts y Sem Lyon Confluence, era volver a invertir a los muelles de Lyon a la orilla del río y a su patrimonio industrial, a partir de un programa arquitectónico, cultural y comercial.

Estos muelles, hechos originalmente de almacenes (la Sucrière, les Douanes, les Salins, la Capitainerie), grúas, elementos funcionales destinados al río y su caudal, mutan en un territorio de experimentación para crear un nuevo paisaje articulado hacia el río y las colinas circundantes.

El proyecto está diseñado como un “cubo” ortogonal simple con un agujero gigante tallado, para responder a necesidades de luz, movimiento de aire y vistas. Este agujero crea un vacío, perforando el edificio horizontalmente desde el río hacia el interior y hacia arriba a través de la azotea.

El cubo, al lado del hall ya existente (el edificio Salins, hecho de tres arcos) resalta su autonomía. Es diseñado en un marco regular (29x33m) hecho de pilares de concreto de 5 pisos. Una fachada liviana con aperturas aparentemente aleatorias es completada por otra fachada, perforada con patrones pixelados que acompañan el movimiento del río. El color naranja refiere a la pintura con plomo, un color industrial utilizado con frecuencia para las zonas portuarias.

Para crear un vacío, Jakob+ MacFarlane trabajó con una serie de perturbaciones volumétricas, unidas con la sustracción de trés volúmenes “cónicos”, dispuestos en trés niveles: el ángulo de la fachada, el techo y el nivel de la entrada. Estas perturbaciones generan espacios y relaciones entre el edificio, el usuario, el sitio y el suministro de luz, dentro de un programa común de oficinas. La primera perturbación se basa en la relación visual directa con la estructura arqueada de la sala, su proximidad y su forma de contrafuerte. Permite conectar dos elementos arquitectónicos y crear nuevos espacios en el interior de doble altura. La segunda, de forma elíptica, rompe la regularidad estructural de la estructura de poste-viga en cuatro niveles a nivel de la esquina de la fachada que mira al río. Esta perforación, resultado del encuentro de dos curvas, establece una relación diagonal hacia el ángulo. Genera un atrio de gran profundidad, rodeado por una serie de corredores conectado por las plataformas de las oficinas. El plano de la fachada es, por lo tanto, desplazado hacia el interior, construyendo una relación nueva con la luz y las vistas, tanto desde el interior como desde el exetrior. Esto crea una relación extremadamente dinámica con el edificio que cambia geométricamente de acuerdo a la posición del espectador.

Las plataformas terciaras se benefician de la luz y las vistas en los diferentes niveles gracias a los balcones accesibles en cada uno. Cada plataforma cuenta con un nuevo tipo de convivencia a través del acceso en los balcones y sus puntos de vista, creando espacios para el encuentro y los intercambios informales. La investigación para la transparencia y la transmición óptima de la luz en las plataformas contribuye a que los espacios de trabajo sean más elegantes y luminosos.

El último piso cuenta con una gran terraza en cuyo fondo se puede admirar una vista panorámica de Lyon. El proyecto es parte de un enfoque de desarrollo sustentable y respeto de los siguientes principios: optimización de la concepción de la fachada permitiendo conciliar el rendimiento térmico y el confort visual con Ubat < 0,7 W / m2 K y un factor de luz de día del 2% para casi el total de las oficinas, una producción frigorífica térmica a través de bombas de calor sobre el nivel del agua y la sustitución de aire higiénico nuevo con la recuperación de calorías de alta calidad del aire extraído.

El edificio está conectado a futuras terrazas flotantes conectadas con las orillas del río.