Un lote en esquina dentro de un barrio privado en la provincia de Buenos Aires con un entorno arbolado que se decidió preservar y relacionar con la propuesta de arquitectura. A partir de estas condiciones, una sola planta resuelve los distintos programas de la casa, organizada en dos naves perpendiculares entre sí que en su interrupción o desfasaje generan diferentes patios y galerías. Un proyecto literalmente adaptado a la historia, la belleza y la protectora sombra de los árboles.

Listones de Lapacho
Hormigón Visto
Cemento Alisado
Laja de San Juan
Granítico
Aluminio

La nave donde se organizan la sala de estar, el comedor, el family/cuarto de huéspedes y la cocina se relaciona con un patio interior con un gran ceibo preexistente que da cobijo y reparo al sector de parrilla. Todo el revestimiento exterior de la casa es de tablas de lapacho, mientras que el solado se hizo en piedra laja de San Juan. La pileta circular, revestida en un monomaterial granítico y ubicada al pie de unas magnolias que actúan como sombrillas naturales, adhiere a una geometría más orgánica en contraposición con el lenguaje de líneas rectas de la casa.

El patio interior precedido por el ceibo se relaciona, a través del estar-comedor, con una galería profunda y con el jardín principal de la casa, ambos orientados al norte. Esta conexión visual se exacerba permitiendo que todo el frente de carpintería vidriado de 11 metros de largo se embuta en las paredes laterales, desmaterializando sus bordes.

Constructivamente el espacio se da entre una platea de hormigón –con terminación de cemento alisado en el interior y piedra laja San Juan en el exterior– y una losa de hormigón visto sin vigas, sostenida por columnas metálicas que quedan contenidas en el espesor de los muros de cerramiento hechos con sistema Steel Frame, revestidos en yeso en el interior y de tablas de lapacho en el exterior.

El espacio se presenta así como un juego de planos horizontales y verticales puros donde la ventilación e iluminación son posibles por la interrupción o el desfasaje de estos planos. Sobre la losa existen lucarnas que ventilan e iluminan diferentes situaciones, baños pasillos y servicios, que por la profundidad de la planta en algunos casos, o por necesidad de privacidad en otros, así lo requieren.

Los pisos interiores son de cemento alisado, los cielo rasos de hormigón visto y las carpinterías, de aluminio con doble vidrio. Las cortinas de enrollar se hicieron en aluminio negro. Artefactos de iluminación de Griscan y muebles de BoConcept.

Los baños de toda la casa están revestidos en mosaico granítico en piso y paredes en blanco (salvo el toilette donde esta superficie se eligió en negro). Los muebles son de guatambú, con mesadas de mármol de Carrara.