Nombre del proyecto: Pigna.
Firma de arquitectos: Architetto Beltrame Claudio
Arquitectos principales: Claudio Beltrame
Ubicación del proyecto: Malborghetto, Italia
Año de finalización: 2017
Área bruta construida (metros cuadrados o pies cuadrados): 70 sm (35 sm para cada casa del árbol)
Créditos de las fotos: Laura Tessaro (interiores), Massimo Crivellari (PH_Summer_02), Ulderica Da Pozzo (PH_Summer_03)
Sitio web del fotógrafo: www.massimocrivellari.com, www.uldericadapozzo.com, www.latess.it
Colaboradores: Luca Beltrame (www.lucabeltrame.com), Gabriele Pascutti

Pigna, la casa del árbol
En el bosque más antiguo y más ancho de Italia, donde se utilizan los abetos para construir violines y otros musicales. Gracias a la rara calidad de la madera, se acaba de abrir una nueva incorporación a un retiro de montaña.


El proyecto comenzó con el deseo de crear una estructura que no solo sea un refugio para el hombre, sino también un elemento natural. De su entorno, una mimesis de su entorno. Del árbol, por el árbol.


La fase de concepto se desarrolló para un concurso de arquitectura en 2014, y solo un par de años después se convirtió en un proyecto concreto en los Alpes italianos cerca de Tarvisio (en la frontera con Austria y Eslovenia)

Las casas del árbol son dos. Se desarrollan en tres niveles, elevándose diez metros sobre el suelo. El primero de los cuales a cuatro metros sobre el suelo y sirve como una terraza panorámica cubierta. El segundo implica la llegada por escaleras (que continúan siguiendo el perfil del “cono de pino”, actuando como una jaula estructural) que conducen al interior.
A través de dos grandes ventanales con puertas correderas.

El salón da a la pequeña cocina y la puerta del baño. Junto a él, las escaleras de madera llevan al dormitorio.


El tercer piso. La cama doble se encuentra debajo de un tragaluz redondo en la parte superior de la estructura. La estructura está completamente hecha de madera xlam aislada con madera.