Oppel Arquitectura

Villa europea reinterpretada simplificando decoraciones, balaustres y molduras. Una casa que marcó un punto de inflexión en la historia del Estudio.

Oppel Arquitectura

La casa posee la solidez y la calidad constructiva que son el sello Oppel. Cada uno de los ambientes cumple una función específica dentro de la planta, diseñada con parámetros de dimensiones generosas, en una clara puesta en foco del espacio como prioridad y, a la vez, como el mayor lujo que la arquitectura puede proveer.

Los materiales empleados son naturales: mármoles, madera, piedra, bajo la creencia de que estos transmiten cierta energía de la que otras materialidades carecen. En la misma línea se cuidaron diferentes aspectos como la presencia de los elementos esenciales en determinados rincones, siguiendo las enseñanzas del milenario Feng Shui.

La residencia ofrece ambientes propios –incluye una master-suite para el matrimonio y otra para cada uno de los cuatro hijos-. Pero, por sobre todas las cosas, el diseño privilegió la existencia de espacios comunes: play-room, quincho, sótano, altillo, galerías; ambientes pensados para la cotidianeidad en familia y para las reuniones con amigos. Indudablemente el balance entre intimidad y reunión plasmado en los proyectos constituye otra de las preocupaciones del Estudio.

Oppel

Oppel Arquitectura Oppel Arquitectura Oppel Arquitectura Oppel Arquitectura Oppel Arquitectura

Oppel

Oppel Arquitectura Oppel Arquitectura

Fiel a un deseo de los dueños de casa, la cocina se nutre del imaginario de las de campo tradicionales, solo que se presenta aggiornada. El clásico piso en damero se recreó con placas de mármol Brasil (negro) y de Silestone (blanco). El resultado no es sólo espectacular a la vista sino sumamente práctico, sencillo en su mantenimiento y duradero. Sobre la isla, que incluye un desayunador, se colocó un artefacto de luz del que penden también cacerolas y utensilios. Al igual que la puerta –con herrería diseñada ad hoc- y las alacenas, de líneas clásicas, contribuye a intensificar el clima campestre.

Oppel Arquitectura

El contrapunto lo genera la tecnología de última generación en todos los artefactos, elegidos en su versión en acero inoxidable.

Oppel Arquitectura

 

Oppel Plano Vista Contrafrente

Las imágenes del contrafrente permiten apreciar varias de las especialidades del Estudio aplicadas a esta vivienda. Por un lado, el quincho, un espacio trascendente en las casas suburbanas. En este caso a la presencia del fuego –en la parrilla- se sumó la cercanía del agua –en la pileta, vecina a la casa para disfrutarla como un ambiente más donde transcurre la vida en familia-, y también la piedra. Esta fue colocada en forma de pirca, en un muro que se prolonga en la torre. Fuego, agua, piedra y por supuesto tierra, aquello que le da sustento a todo, en una conjunción de elementos altamente positiva y energética.

Oppel Arquitectura

La pileta incluye un solárium con zona húmeda y desborde tipo finlandés. Como espejo de agua, por su cercanía a la casa refleja las construcciones, multiplicando los efectos entre arquitectura y paisajismo sobre todo de noche y merced a una estudiada iluminación.

Oppel Arquitectura Oppel Arquitectura Oppel Arquitectura Oppel Arquitectura

Ver en el libro Arquitectura de la Experiencia