Ubicación
París, Francia
Programa
Residencia para turistas 4 estrellas con 125 unidades, lobby, restaurant, gym.
Arquitecto
Manuelle Gautrand, arquitecto principal,
Cécile Ortolo, director del proyecto.
Cliente
BNP PARIBAS IMMOBILIER
Operador
HIPARK RESIDENCES
Compañías principales
Constructura General: LEON GROSSE
Revestimiento principal: ALU DESIGN
Carpinteria Exterior: RAICO & SCHÜCO
Envidriado: SAINT-GOBAIN
Área
1.600 metros cuadrados
Fechas
Competencia: 2009
Estudios: 2011 – 2013
Lanzamiento del trabajo: début 2014
Entrega del complejo: marzo 2016

Un terreno muy ajustado al lado de la circunvalación Pérpherique
Este proyecto es parte de un desarrollo más amplio, conocido como VISALTO, que comprende tres edificios independientes adyacentes, con una superficie total de 10.600 metros cuadrados:
– Un edificio de oficinas de 24.500 metros cuadrados, incluyendo el estacionamiento (Arquitecto: 2/3/4)
– Una residencia estudiantil de 4.000 metros cuadrados (Arquitecto: Jacques Moussafir)
– Un hotel Hipark de 5.500 metros cuadrados (Arquitecto Manuelle Gautrand Architecture)

Este desarrollo se encuentra en el distrito 19no en el extremo norte de París, dentro del desarrollo urbano caracterizado por residencias de ladrillo de bajo costo desarrolladas en el período de entreguerras.

El sitio triangular, con una superficie de 10.000 metros cuadrados, está orientado de norte a sur. Al lado de la circunvalación Pérpherique, una barrera acústica de 6 metros de alto corre por 280 metros, protegiendo el sitio del ruido del tráfico. Se coloca más presión en el sitio debido al acceso para el mantenimiento de la barrera.

El edificio es el resultado del diálogo con dos ambientes diferentes:
– Hacia el oeste, Boulevard d’Indochine, comprimido principalmente por la fachada de ladrillos de los bloques de las residencias de entreguerra y el paisaje del tranvía T3.
– Hacia el este, la circunvalación pérpherique.

El edificio, que llena cada centímetro del lugar hasta sus bordes, se moldea en torno a las limitaciones urbanas, los requisitos del programa y las restricciones de la tierra, en particular los contrafuertes de la barrera acústica en el lado de circunvalación y las rutas de acceso correspondientes.

Una forma cónica determinada por los desafíos del sitio
Las diversas restricciones espaciales y técnicas literalmente esculpieron la forma de este proyecto: el sitio es realmente muy estrecho, «exprimido» en su lado sur por la residencia de estudiantes, y consumido al este por los requisitos de acceso para el mantenimiento de la barrera acústica. El edificio tuvo que encontrar suficiente espacio para sí mismo dentro de estas limitaciones para proporcionar el número requerido de las habitaciones.

El volumen resultante es cónico: diferentes planos inclinados habilitan el acceso para bomberos a lo largo de la fachada oriental, mientras que el espacio perdido se araña de la espalda del lado del boulevard d’Indochine. Más adelante, donde el hotel se encuentra con la residencia de estudiantes, los mismos ángulos nítidos se prolongan a través de este segundo edificio; los dos proyectos, hotel y residencia estudiantil, están fuertemente relacionados entre sí.

Estas diferentes caras anguladas, de un volumen que era prácticamente rectangular en un principio, proveen percepciones muy diferentes del edificio: de acuerdo al punto de vista, las superficies parecen más brillantes o más oscuras, más o menos convexas, confiriendo un poderoso dinamismo a todo el edificio.

La fachada en el lado de Porte de Chaumont parece muy alta debido a su ancho reducido, creando un punto de referencia para los peatones del Boulevard d’Indochine y un faro en la circunvalación.

Fachadas que llevan a los árboles del Boulevard hasta el cielo
En este ambiente ecléctico, fuertemente marcado por la circunvalación, queríamos diseñar fachadas coloridas y alegres, con una paleta de tonos naturales, inspirada principalmente por el cielo y la vegetación.

Los colores se fragmentan en tiras largas, que dan una sensación cinética al volumen en general: capturan el movimiento de los coches y la impresión de velocidad. Estas tiras están hechas de paneles de metal con recubrimiento de polvo. Grandes aberturas acristaladas se introducen entre las líneas de colores en un patrón irregular, proporcionando a las habitaciones con vistas de diferentes alturas. La mayoría de las habitaciones tienen dos o incluso tres de estas ventanas.

Las ventanas confieren a cada habitación una relación única con el paisaje de París, por un lado todo el esplendor del París histórico, y por el otro el “Gran París” del futuro. La altura de estas aberturas vidriadas (170 cm) da la sensación de un mirador, con vistas panorámicas en las que diferentes secuencias del paisaje urbano se suceden hasta el horizonte.