Nombre del proyecto: Fábrica de Cerveza Victoria
Arquitecto: GANA Arquitectura
Sitio web de la oficina: www.ganaarquitectura.com
Año de finalización: 2017
Área Construida: 3.374 m2
Ubicación del proyecto: Avenida de Velázquez 215, Málaga , España
Fotógrafo: Fernando Alda
Arquitectos principales: Antonio José Galisteo Espartero,  Álvaro Fernández Navarro, Francisco Jesús Camacho Gómez

Cuando una marca como Victoria decide retornar a su ciudad natal, lo primero que se ha de estudiar cuidadosamente es la ubicación en la que hacer este sueño realidad, poder devolver al ciudadano malagueño su tradicional cerveza.

Por ello, la nueva fábrica proyectada se sitúa en el cruce de dos de las vías de tráfico rodado más importantes de la ciudad, como un nuevo hito que nos marca la entrada a la capital, sin por ello olvidar su actividad meramente industrial al facilitar el acceso y tránsito de camiones y demás vehículos pesados de forma directa. Implantada sobre los cimientos de una antigua nave existente, el proyecto se debate entre el respeto a la estructura original y su adecuación a los requisitos urbanísticos a los que se encontraba afecta.

Sin embargo, esta fábrica simboliza algo mucho más potente que la ya meritoria y evidente reactivación del sector terciario de la ciudad. Este edificio suponía la invitación de una marca a que sus vecinos pudieran participar de toda su historia, de su actividad productiva y logística, así como ofrecer un nuevo espacio cultural a Málaga.

Por todo ello, en materia de diseño, la definición de su envolvente resultaba fundamental, estableciendo un edificio unitario y homogéneo cuya blanca piel presenta un corte industrial capaz de revitalizar los dientes de sierra de la nave original, así como ofrecer una fachada principal entera de vidrio, con la que no sólo acoger la luz tan característica de la Costa del Sol, sino además aportar un enfoque innovador a la hermética tradición industrial.

De esta forma, el vidrio de las caras norte del edificio conviven en armonía con las fachadas opacas formadas por paneles sándwich in situ, con las que protegerse del resto de orientaciones de este enclave. Un ejercicio de respeto y sostenibilidad que no hace sino fomentar la funcionalidad de este edificio, así como maximizar el confort de sus usuarios.

Una funcionalidad compleja, en contraste con la aparente sencillez de su envolvente, en la que conviven usos orientados a las visitas guiadas con que la marca recibe al usuario a través de su polivalente hall de entrada, un área de catas, las oficinas comerciales como parte de la nueva sede de Cerveza Victoria en Málaga, el área productiva, la zona de envasado y llenado de beerdrive, el almacén de distribución y logística, así como las oficinas y usos vinculados que este almacén requería.

Un conjunto de espacios concatenados y visualmente conectados, donde la luz y el visitante se erigen en principales hilos conductores del proyecto.