Llamada Dragonfly, esta estructura se unirá al conjunto de habitaciones de casas en el árbol que componen el Treehotel, que se encuentra entre los bosques de Harads, en el norte de Suecia.


La habitación fue diseñada para ser la más grande de las seis de Treehotel.


El edificio se adjuntará a ocho pinos y abetos y se extenderá un piso sobre el suelo, por lo que los visitantes tendrán que subir una escalera para entrar.


El conjunto de 53 metros cuadrados contendrá tres dormitorios y alojará hasta seis personas, pero también podría ser utilizado como sala de conferencias para hasta doce personas. El exterior está revestido de acero desgastado, mientras que el interior está revestido con madera contrachapada.


“En Treehotel siempre nos esforzamos por superar los límites con nuestro trabajo medioambiental, arquitectura e ingeniería”, dijo el cofundador Kent Lindvall. “Dragonfly es una clara evidencia de esto, ya que nunca antes se había hecho nada remotamente similar”.