Nombre del proyecto: CHALET LA BARQUE
Ubicacion: St-Donat, Canadá
Fecha de proyecto:2018
Área: 2800 pies cuadrados – 260m2
Arquitectos: ACDF Architecture
Equipo: Maxime-Alexis Frappier, Patrick Morand, Kassandra Bonneville, Yoanna Anastassova, Mireille Létourneau, Romilda Reda
Fotógrafo: Adrien Williams

La Barque es el refugio pacífico de una familia hiperactiva. Ubicada a orillas del lago Ouareau en Saint-Donat, la casa se inspiró en el amor de los propietarios por los paisajes del norte. Bajo el techo curvo de la casa, que recuerda al casco de un bote, su serena atmósfera interior captura la calma de las colinas circundantes y proporciona a la familia un lugar para recuperar el aliento entre dos pistas de esquí o dos pistas de esquí acuático.


Las características del sitio influyeron fuertemente en el concepto arquitectónico. Ubicado entre una carretera y el lago, la casa se protege de la atención no deseada en el lado de la calle con su fachada dislocada que se extiende hacia una pared exterior que oculta una barbacoa y un horno de pizza. Junto al lago, se abre a la naturaleza. Desde la entrada principal, uno puede sentir el paisaje entrando a la casa a través de las aberturas cuidadosamente planeadas.
La Barque se presenta como un prisma de madera oscura sobre una base mineral, pero oculta una sorprendente suavidad. En el interior, como un objeto tallado a mano, un techo de madera curvada se despliega en todo el espacio. Este elemento de diseño simple pero fuerte es una presencia tranquilizadora para sus residentes.
La luz del sol penetra en el espacio a través de las partes elevadas del techo en ambos extremos de la residencia y sus curvas diseñadas adecuadamente lo distribuyen en el interior de la casa. El nivel superior donde se encuentra la entrada alberga la cocina, el comedor y dos dormitorios, mientras que una sala de estar, una sauna y las habitaciones para niños se encuentran en la planta baja.

Desde su terraza elevada bajo la curva ascendente del techo, los residentes pueden contemplar la calma de la superficie del lago. Las mosquiteras incorporadas inteligentemente permiten a la familia apreciar la naturaleza durante todo el año.


La Barque es un remanso de paz que invita a sus ocupantes a relajarse y descansar. La grandiosa y reconfortante curva del techo y los simples materiales de los espacios interiores crean un lugar donde el lago y las colinas circundantes se convierten en algo más que un mero telón de fondo. La Barque otorga a sus residentes un techo majestuoso bajo el cual pueden experimentar cómodamente la naturaleza en toda su belleza.