Proyecto: Ramiro Zubeldia Arquitecto.
Colaboradores: Lucia Sedlarik / Natalia Valoni
Ubicación: Punta del Diablo / Rocha / Uruguay
Sup. Terreno: 1435m2
Sup. Cubierta: 137m2
Sup. Semicubierta: 36m2
Año de proyecto: 2014-2015
Año de finalización: 2016
Fotografía: P. Pena

ICONO

“Es posible que cada arquitecto haya formulado siempre, lo sepa o no, una idea de las relaciones entre lo humano y la naturaleza, una definición de la posición de la persona en el mundo, y que sea precisamente en la forma de la casa donde esa idea se exprese.”
Josep Quetglas

“La formación del suelo, los árboles, las rocas -todo ello influirá sobre la forma de la casa, todo ello sugerirá algo sobre el diseño del edificio. Son un punto de partida importante para cualquier construcción. El paisaje podría atravesar el edificio, el edificio podría interceptar el paisaje.”
Marcel Breuer

CONTEXTO

Bosque /Densidad / Topografía

Punta del Diablo es un balneario de origen pesquero que se ubica en las costas del departamento de Rocha, Uruguay. Posee una población permanente cercana a las 1000 personas, en su mayoría pescadores y artesanos. En verano se convierte en un punto de atractivo turístico muy visitado, recibiendo a uruguayos, brasileros, argentinos y europeos.
Las construcciones en su mayoría son ranchos pesqueros, desarrollados en madera, con techos de quincha, distribuidos de manera “aleatoria”. Al no existir divisiones entre parcelas, se genera una imagen de objetos independientes diseminados sobre la topografía, con lenguajes vernáculos de carácter muy simple. Actualmente comienzan a verse algunas nuevas propuestas arquitectónicas que rompen, en muchos casos, con las lógicas del lugar afectando negativamente al conjunto.

El terreno se ubica en el sector más alto de un nuevo loteo sobre Playa Grande, a unos 500m de la playa, con un bosque que se disgrega hacia el mar a medida que desciende la pendiente, lo que permite a cierta altura ver la línea de horizonte.

El solar presentaba dos fuertes características. Por un lado la disposición natural de un bosque de pinos que dividía por su densidad el terreno longitudinalmente. Por otro la topografía, que lo dividía transversalmente con un pequeño cañadón, presentando sobre el frente una duna, que llegaba a tener en una de sus aristas sobre la calle una diferencia de nivel mayor a 3mts., descendiendo con una fuerte pendiente de forma diagonal/transversal.

La volumetría propuesta busca adaptarse a la topografía, dejando una nave semienterrada, que disminuye el impacto visual de los tres niveles hacia la calle, y se escalona hacia el parque interior para disminuir su escala, estableciendo una terraza de mayor privacidad.

En su consistencia la volumetría se abre focalizando las visuales, generando grandes planos vidriados sobre el frente orientado al mar, rajas verticales que enmarcan la morfología de los pinos sobre la fachada del parque interior, y aventanamientos horizontales sobre la fachada oeste, adaptando sus configuraciones en relación al contexto.

INVESTIGACIÓN

La vivienda se concibió bajo criterios bioclimáticos. En verano se priorizaron técnicas que se oponen a las ganancias de calor y favorecen su pérdida. En invierno se utilizaron técnicas principalmente de ganancias de calor por asoleamiento directo y de oposición a las pérdidas de calor, para que la casa sea rápidamente calefaccionadas con un hogar a leña y conserve el calor.

Control del viento (VERANO-INVIERNO)
La vivienda se implanta en el sector más alto del terreno, lo que permite en verano abrirse sobre el frente para recibir el viento predominante del Noreste, y en invierno, por la disposición del bosque longitudinal, queda protegida de los fuertes vientos del Sudeste.

Espacios interiores-exteriores (VERANO)
Los principales sectores de estancia de la vivienda cuentan con un recinto de transición con una pérgola que arroja sombra sobre los muros y accesos al edificio.

Control del Sol (VERANO)
Sobre la fachadas Noreste, se plantearon pérgolas que filtran el sol de verano. La fachada Noroeste presenta en cada piso un desplazamiento de los volúmenes que actúa de alero y arroja sombras sobre el muro expuesto al sol. Las principales ventanas de este sector están protegidas por una trama de lamas verticales, diseñada de forma que evite en verano el sol del Oeste, permita su ingreso en invierno.

Utilización de ventilación natural (VERANO)
Se concibió y orientó la envolvente del edificio abriendo los frentes al Noreste, exponiendo el edificio a los vientos predominantes de verano. En cada nivel se diseñaron ventanas operables que permiten ventilaciones cruzadas, favoreciendo la circulación del aire en el interior, permitiendo administrar los flujos.

Ganancia de calor por asoleamiento (INVIERNO)
Se previó la forma y orientación de la casa para alcanzar la máxima exposición al sol de invierno, permitiendo ganancias de calor en forma directa.

MATERIA

El proyecto adopta la tradición constructiva del lugar, toma provecho de los materiales y la experiencia técnica de la mano de obra local, y reformula los elementos constructivos mediante el desarrollo de detalles que permiten validar nuevas formas de encuentros entre materiales. De esta forma la obra aporta un lenguaje que transforma positivamente la preexistencia, respetándola y mostrando caminos que tienden a la continuidad y se apartan de las rupturas.

SISTEMA

Desde lo programático la casa se desarrolla claramente en tres niveles dislocados, generando una transición de lo público a lo privado. En el módulo semienterrado la habitaciones para alquiler con baño en suite (Público), en el módulo de acceso se encuentra la galería de frente, el estar, el comedor, la cocina y un toilette para que son de uso común, aprovechando la cubierta del módulo semienterrado para generar una terraza de expansión (semipúblico) y en el módulo de Planta Alta las dos habitaciones con un baño para la familia (Privado).

Desde lo constructivo se utilizó un sistema de paneles (platform frame), con fundaciones realizadas en troncos de eucalipto hincados en la arena y una primera trama de repartición de vigas también en tronco de eucalipto.
La estructura principal y bastidores se realizaron en pino, rigidizados por paneles de OSB, recubiertos con Tyvek, y terminados en las superficies interiores y exteriores con tablas machihembradas de Grapia Brasilera en sentido vertical, incorporando en su interior lana de vidrio como aislante principal.
Las cubiertas se realizaron en entablonado de madera, con membrana aluminizada bajo la terraza-deck y con tejas americanas en las cubiertas expuestas.
Las maderas exteriores fueron tratadas para su terminación con Eco Wood treatment, un producto ecológico canadiense que la protege y preserva en una sola aplicación, sin necesidad de mantenimiento posterior.

VINCULOS

El proyecto se vincula al lugar desde diversas variables.
Desde el aspecto semántico y formal, juega con la asociación de imágenes locales. A la idea de una nave pesquera encallada en la arena, se sumó la poética imagen del barco del Film Fitzcarraldo abriéndose camino en su ascenso al monte.
Así la casa tiene un primer nivel como casco, sobre el que se encuentra la cubierta principal (la terraza con su baranda perimetral)que permite dominar el paisaje, un segundo nivel actúa de superestructura, en donde el dormitorio principal actúa de dispositivo de vista clara observando la profunda línea del mar.
Desde la materialidad, toma la lógica constructiva de las barcasas de madera en asociación con las construcciones locales; desde la consistencia, vincula visualmente el interior con situaciones puntuales del contexto, componiendo aberturas verticales sobre el bosque para tomar la imagen de los pinos, grandes ventanales sobre el frente, para dominar la orientación al mar y ventanas horizontales sobre la línea medianera para acotar la mirada a unos llanos en el bosque; desde el aspecto físico, adopta técnicas bioclimáticas pasivas que colaboran con el confort interior y utilizan mecanismos activos de bajo impacto ambiental (recuperación de aguas de lluvia, humedal para tratamiento de aguas negras y paneles fotoboltáicos en la cubierta que permiten el autoabastecimiento de energía, que establecen vínculos de respeto con el entorno.