Arquitectos
FCP arquitectura
Ubicación
Jockey Club Río Cuarto, Av. Pres. Perón Oeste 1600, Río Cuarto, Córdoba, Argentina
Arquitectos autores
Carolina Ferrreira Centeno, Andrea Paolasso
Paisajismo
Andrea Paolasso
Área
480.0 m2
Año Proyecto
2015
Cálculo estructural
EA3 Ing Gerónimo Caffaro
Arquitecto Construcción
Luciano Femopase
Maestro Mayor de Obra
Italo Femopase

Un gran volumen de murallas blancas que recrean los árboles se extienden sobre el lote preservando la intimidad familiar que se conecta con porciones de bosque…porciones de cielo…porciones de agua.

El lote ubicado en un barrio cerrado próximo al área central de la ciudad de Córdoba se nos presentó con grandes contrastes ….una esquina irregular de mucha exposición que nos desafió a preservar la vida hogareña, un denso bosque añoso de árboles autóctonos ocupaba la mitad del terreno, al que se le oponía un llano despojado de vegetación.

El desafío y la exploración se condujeron hacía lograr amalgamar la lectura lumínica del sitio con las necesidades programáticas de la vivienda…el bosque, su sombra, su intimismo como el lleno….y el llano, su luz, su expansión como el vacío para volcarlo en la arquitectura.Una vida familiar serena de cuatro integrantes con una vida social de eventos muy concurridos. Así la envolvente es el elemento que condensa esta dialéctica cual membrana activa de contacto entre interior y exterior con la responsabilidad de afrontar disímiles requerimientos desde su integralidad.

Abordamos la materia de una manera estereotómica pues así establecimos y reforzamos un límite concreto entre lo público y lo privado. Los volúmenes puros blancos de mampostería de bloque cerámico apenas suspendidos del suelo son horadados para establecer vínculos entre interior y exterior según las demandas de los usos interiores. Como contrapunto sutil a la potencia muraria blanca la chapa oxidada actúa como filtro en estos puntos de inflexión. Paneles móviles regulan accesos, luminosidad, privacidad, transparencias según sean completamente opacos o perforados.

El paisaje desde su masa verde existente y la incorporada más los pliegues de la topografía completaron la propuesta de configurar un espacio privado que revisa el paradigma de patio.El agua, requerimiento de uso primordial de la familia por la intención de incluir su vivencia a lo largo de todo el año, derivó en un gran espejo de agua que conecta los espacios sociales de la vivienda y su extensión el quincho enlazándolos. En verano goza del aire libre y el sol y en invierno ofrece el resguardo de la vivienda con la colaboración de sistemas solares de climatización y calefacción.

La concreción de la obra se apoyó en sistemas constructivos locales de mampostería y hormigón armado. La estrategia diferencia entre el sector privado, de menor escala espacial y mayor densidad que captura porciones de luz y regula visuales; y el social más permeable caracterizado por grandes vigas que soportan el techo y del que se cuelga el muro de la fachada principal diluyendo los muros en grandes carpinterías de aluminio hacia el patio familiar.

La propuesta optimiza la relación entre los órdenes geométricos del lote, su paisaje, los requerimientos programáticos de la vivienda y nuestras intenciones espaciales.Los sectores más privados de la vivienda se conectan de manera directa con el bosque en el plano cero… tienen el contacto directo con el árbol y en la terraza del escritorio con su copa. Los espacios sociales de mayor escala y jerarquía se abren al vacío… la referencia del árbol es a la distancia…es escultórica.