Proyecto y desarrollo
Estudio Urbano Arquitectos

Año
2016

La casa demuestra una sobriedad absoluta que se expresa en su paleta de colores grises y madera, logrando una sinergia entre los acabados y las puertas.

El objeto de unificar los ambientes se logró mediante el roble, dotado de un lustre oscuro que resalta la veta característica del mismo.

Los revestimientos, actúan como una piel contenedora que va transformado los espacios a medida que se los va recorriendo, develando a su paso las puertas.