Obra: Casa EE.UU
Ubicación: Calle Estados Unidos 1455, C.A.B.A.
Autores: MUARQ
Superficie: 60m2
Año: 2014

En un primer piso al frente, de un típico PH del barrio de Monserrat, se ubica la vivienda de un joven matrimonio constituido por dos hijos de 20 y 25 años y una niña de 3 años.
Producto de esta última expansión familiar, y de los requerimientos de independencia de los hijos mayores, es que surge la necesidad de ampliación de la vivienda.

Propio de esta tipología de viviendas en PH, contenidas y condicionadas espacialmente por sus límites perimetrales, la posibilidad de crecimiento es únicamente de forma vertical.
La intervención se posa entonces sobre la terraza, como único espacio de acción disponible.
Concebido como un nuevo módulo espacial de carácter holístico, afirma su independencia sin perder la mirada de la vivienda como un todo habitable.

 

Entendemos la terraza como un podio macizo de apoyo, en un sentido estereotómico, configurado por la masa edificada de la vivienda existente.
Este podio, no se presenta como una explanada de nivel uniforme, sino que es un plano dividido en dos niveles de 1.05mts de diferencia.
Sobre el nivel +1.05 se ubica la zona de uso intimo o privada (dormitorios y baño), y sobre lo que autodefinimos como el nuevo ±0.00, se ubica la zona de uso común o pública (cocina, parrilla y comedor).

Un plano horizontal continuo resuelve la cubierta del proyecto, y en contrapunto con los desniveles, cualifica espacialmente las diferentes zonas. Mayor altura en el espacio común y menor altura en el espacio íntimo.
La diagramación de la planta, en forma de damero, asegura que cada recinto quede asociado a un espacio exterior, al menos, en una de sus caras. Conformando un juego general de llenos y vacios, y permitiendo una mayor expansión espacial en la relación interior-exterior de cada recinto particular. A la vez, estas aberturas, corroboran un correcto asoleamiento sobre la franja noreste, y favorecen a las ventilaciones cruzadas.

La matriz estructural refuerza la idea espacial, pero no la condiciona. Si bien está definida por un módulo longitudinal de 3.1×1.72m, no es entendida como un matriz totalizante y rígida, que impone la subyugación de los espacios al propio modulo, sino que se modifica, se sub-divide y ajusta, según los requerimientos espacio-funcionales del proyecto y las condiciones propias de una podio de apoyo existente.
La posibilidad de subdivisión del módulo en su lado más corto (un sub-módulo de 0.86m) hace viable la configuración del eje circulatorio, a la vez que modula los aventamientos, pasos y puertas.