Nombre del proyecto: Casa C
Arquitectos: Estudio Urbano
Ubicación: Barrio privado de Buenos Aires, Argentina
Fotografía: Documenta
Texto: Documenta

Esta casa se encuentra ubicada en un barrio privado de Buenos Aires, y cuenta con más de 800 m² de superficie cubierta, y 120 m² descubiertos. La característica principal de este hogar es la integración de todos los ambientes entre sí y su fuerte conexión con el exterior, ya sea hacia el frente o el contrafrente, con vistas al jardín y la pileta.

En el ingreso a la vivienda se observa un gran muro vidriado, protagonista del living principal en planta baja. Con casi tres metros de altura, esta transparencia vuelve evidente la fusión del interior con el paisaje externo. El espacio del living se estructura a partir de dos grandes sofás enfrentados, y dos sillones individuales en un tono rosa pálido, con dos mesas centrales de madera y tapa de mármol.

Hacia un costado del living, se encuentra el comedor principal, espacio que se destaca por una caja de madera que lo envuelve, y una gran mesa para 10 comensales. Este sector conecta con la cocina, equipada con muebles blancos y detalles en madera natural.

Para facilitar la circulación, la cocina se vincula a su vez con el quincho, que tiene una gran parrilla, barra de tragos y mesa con numerosas sillas para recibir invitados.

Hacia el otro lado del gran living vidriado, se encuentran un escritorio y una sala de estar, ambos con grandes ventanales y transparencias que conectan con el paisajismo exterior, al igual que todos los ambientes de la casa. Los dos espacios se vinculan entre sí a través de una caja de madera que contiene, a la vez, un toilette. Tanto el escritorio como la sala de estar pueden mantenerse cerrados o abiertos en continuidad con el resto de la planta baja, según la necesidad del momento.

El muro vidriado se extiende en altura hacia la planta alta, a la cual se accede mediante una escalera caracol, también protagonista del living. Allí, un pequeño estar con balconeo hacia planta baja vincula dos sectores diferenciados. Hacia un lado, una habitación de huéspedes en suite con terraza hacia el contrafrente, hall de acceso y vestidor propios. Hacia el otro lado, dos cuartos para los hijos de la familia, unidos entre sí a través de un baño compartido y con vistas hacia el frente de la casa. En este ala de planta alta también se encuentra la habitación principal en suite, con terraza y visuales del jardín y la pileta. Este cuarto se vincula, además, a un escritorio con vistas hacia el área social de la casa.

Una escalera lateral conecta los dos niveles con el subsuelo de la vivienda, donde se alojan los sectores de servicio.

Todo el mobiliario de la casa fue elegido para generar una atmósfera contemporánea, así como también los artefactos de iluminación. La variedad de materiales de alta calidad se conjuga con un sistema de domótica de última generación, priorizando la posibilidad de adaptar cada sector del hogar a las necesidades de sus dueños.

De este modo, flexibilidad, iluminación, calidad y diseño son los conceptos que se encuentran presentes en todo el recorrido de la vivienda.

tagged in Estudio Urbano