Nombre del proyecto: CASA ALPHA
Estudio de Arquitectura: Rubén Muedra
Año de proyecto: 2016
Año de Construcción: 2018 (12 meses)
Ubicación: Alfarrasi, España
Fotografías: Adrian Mora Maroto

La vivienda proyectada por Rubén Muedra Estudio de Arquitectura se ubica en un pequeño pueblo interior de 1.000 habitantes, al sur de la provincia de Valencia, con un entorno natural de gran interés que da lugar a espectaculares vistas desde la vivienda en media y larga distancia.

El proyecto queda definido por dos volúmenes prismáticos puros, de diferente altura, que como respuesta al programa de necesidades, y girados entre sí 90 grados, dan lugar a un gran patio exterior sobre el que vuelca la vivienda, y a una doble altura interior que articula las dos plantas. Como respuesta a los dos prismas blancos, el cerramiento exterior en gris antracita, acota el espacio exterior privado, y da privacidad al programa interior de planta baja.

El contraste en el tratamiento superficial de ambos volúmenes entre la planta baja y la superior es notable: mientras que en planta baja la proporción de grandes huecos acristalados es mayor, facilitando la continuidad con el espacio exterior, en la planta superior domina el cerramiento macizo frente al hueco y se recurre a sistemas de lamas verticales que protegen del soleamiento de oeste, aumentan la privacidad de las zonas de noche, y generan la buscada continuidad volumétrica a la vivienda.

Desde el exterior, la percepción es la de una vivienda sobria y muy íntima, sin embargo en el recorrido de acceso a la vivienda a través del patio exterior, ya se aprecia la intención de apertura y de relación de continuidad interior-exterior. Quedando confirmado cuando desde el interior de la misma, los espacios abiertos de planta baja se fusionan con el espacio exterior, perdiéndose la delimitación entre ambos. Y del mismo modo, los espacios de planta primera, sin renunciar a la privacidad, disfrutan de espectaculares vistas hacia el Campanario y a la Sierra del Benicadell.

La planta baja comprende la zona de día, con espacios destinados a salón con doble altura, comedor, cocina (todos ellos abiertos), dormitorio de invitados, barbacoa y garaje. Quedando en el exterior el porche, piscina y zona de solárium. En planta primera, los usos de noche están compuestos por dormitorio principal con vestidor, dos dormitorios, gimnasio, sala polivalente y lavadero. Tanto dormitorio principal como lavadero disfrutan de terrazas descubiertas anexas a la respectiva estancia.

La construcción se ha realizado atendiendo no sólo a criterios de Vivienda Pasiva, sino que además se han aplicado principios Well Being (WELL Building Standard) teniendo en cuenta más de 100 medidas con el objetivo de mejorar la calidad de vida del usuario. Se trata de un proyecto a medida de Rubén Muedra Estudio de Arquitectura, en el que función,  forma y sistemas constructivos responden íntegramente al contexto y necesidades de sus habitantes.