Proyecto: Carbón Negro
Operador de restauración: Grupo Experience
Interiorismo: Proyecto Singular
Ubicación: Madrid
Superficie: 1.583 m2

El sector de la restauración y la gastronomía se encuentra en un camino de transición . El nuevo local Carbón negro representa el gran reto de convertir una cafetería icónica en Madrid en un restaurante destinado a la brasa de 1.583 m2. Se sitúa en el número 37 de Juan Bravo de Madrid. El grupo Experience da un paso más en esa transformación que no solo pretende conquistar al público más exigente, sino que promete una experiencia única, donde el interiorismo ha jugado un papel fundamental a cargo del estudio Proyecto Singular.

La inspiración para el concepto de Carbón negro se basa en el campo, en una casa payesa que refleja esos módulos cúbicos, la horizontalidad, el cerramiento, la simplicidad, la adecuación al entorno, la unidad de escala, la proporcionalidad, la medida humana, y la funcionalidad. El punto de partida del proyecto comienza en la fachada, grandes muros de piedra sillar, combinados con paños de vidrio en altura, tamizados por arboles naturales que se alojan en el interior del local.

El cliente entra a través de una puerta de vidrio de 3,5 metros de altura, que da paso a un espacio totalmente diáfano presidido por una barra central y un showcooking que muestra las técnicas más tradicionales de cocina. El local consta de tres plantas, que a su vez se compartimentan en pequeños reservados que vienen dados por la estructura del edificio, de planta baja a planta primera, se retranquea el forjado para alojar vegetación de gran altura actuando como filtro y haciéndote evadir del entorno urbanista, nuestra premisa es “El campo en la ciudad”.