Proyecto: Apto RZ
Arquitectura: Rafael Zalc + Rua 141 Arquitetura (arquiteta Mona Singal)
Área: 50 m2
Año: 2018
Ubicación: São Paulo, SP, Brasil
Fotografía: Rômulo Fialdini

Con el concepto Upcycling, la reforma trajo cambios importantes para priorizar el uso del espacio.

El apartamento de 50 metros cuadrados,  recibió una renovación completa. A pesar del metraje reducido, los cambios contribuyeron al uso óptimo del espacio. La sala se integró al área social y el estante hecho con barras de refuerzo y láminas de metal sectorizó los ambientes, brindando privacidad cuando el residente recibe a amigos y familiares.

Como el baño original era muy pequeño, los arquitectos redujeron 30 cm de la habitación para hacerlo más espacioso y funcional, además de valorar el plano del piso del apartamento. La terraza, con el 30% del tamaño total del apartamento, se incorporó al área interna, convirtiéndose en una continuidad: se eliminaron las paredes y los marcos y las tuberías hidráulicas se hicieron evidentes, convirtiéndose en parte del concepto.

La propuesta era aprovechar los espacios, considerando la creación de ambientes con más de un uso, como el área de servicio que está oculta  detrás de la puerta plegable y conectada a la cocina, o el banco en la terraza que sirve como Soporte de mesa de comedor y  que se transforma en la mesa de trabajo, permitiendo una continuidad entre los espacios de forma fluida. Para el diseño de interiores, los arquitectos priorizaron el diseño brasileño, principalmente eligiendo los nombres de jóvenes talentos, y también crearon algunos de los muebles. Los arquitectos crearon el banco que se convierte en un escritorio en la terraza, la cama, la estantería de barras de refuerzo, el mostrador de la cocina y todos los accesorios del apartamento. El concepto Upcycling está muy presente en el RZ Apartment. Este concepto aparece en la lona de la cabecera de la cama, la barra de refuerzo de la estantería, las losas de concreto en la pared y aún las tuberías de gas en la lámpara de comedor. El estilo industrial está presente de manera acogedora, explorando el contraste entre los materiales. La madera de demolición entra como protagonista en el piso, reforzando el espacio acogedor y al mismo tiempo contrastando con la frialdad del hormigón, dando unidad de lenguaje al proyecto.