Por herencia familiar, por nuestra condición como moradores de casas y, desde ya, por la trayectoria de 20 años con nuestro estudio especializado en arquitectura residencial, esta experiencia ha sido tan extensa como intensa. Y es lo que da sustento a la única ideología que rige en Oppel Arquitectura: recrear una vivencia positiva del espacio.

La casa es el refugio de uno en el mundo. El lugar que cobija y resguarda. El espacio que uno comparte con los afectos. Donde deposita los objetos que heredó de sus ancestros o los nuevos de los que eligió rodearse. Y no es solamente un lugar, sino también el modo en que uno elige vivir el descanso, el ocio, la vida social. Por todo esto, siempre he dado mucha trascendencia a generar buenos hábitats, a crear el ecosistema más agradable posible para la cotidianidad de cada quien. Hemos procurado hacerlo para nosotros y para los demás.

22 años proyectando viviendas. Pocas cosas más gratificantes que ver venir a un cliente que vuelve a confiar en Oppel Arquitectura: son muchos aquellos a quienes les hemos hecho su segunda casa; algunos ya van por la tercera con el Estudio. El secreto de la aceptación de nuestra propuesta tiene que ver con esta búsqueda que, pese a toda la información acumulada con el tiempo, no termina, no se clausura. Nuestro equipo utiliza la imaginación para elevar las condiciones de vida de las personas. Eso es lo que hacemos con pasión: una arquitectura destinada a dar con la mejor versión de la experiencia, con todas las posibilidades que ofrece el mundo contemporáneo. Nada más, nada menos.

Notas relacionadas

Los últimos proyectos publicados