“Una casa debe dar mil respuestas. Calmar ansiedades, cumplir con todas nuestras expectativas, Enamorarnos de sus formas y posibilidades espaciales, funcionales, estéticas y emocionales. La arquitectura permite lograr todo eso cuando partimos de una búsqueda honesta, entendiendo las necesidades y deseos de nuestros clientes, y elaboramos esos programas con libertad conceptual y realismo práctico, porque ambas condiciones son indispensables para llegar a un buen final: la libertad para volar con el diseño y el realismo que nos marcará metas, objetivos a cumplir” Ignacio Gamboa

tagged in Gamboa