Ubicación
Vrhovlje, Karst, Eslovenia
Arquitectos
Dekleva Gregorič Arhitekti
Equipo de trabajo
Aljoša Dekleva u.d.i.a., M.Arch. (AA Dist); Tina Gregorič .d.i.a., M.Arch. (AA Dist); Lea Kovič u.d.i.a., Vid Zabel stud.arch.
Cliente
Borut Pertot
Área del lugar
330 m2
Área construída
82 m2
Área neta
92 m2 (65 m2 + 28 m2)
Fecha de inicio del proyecto
2012
Fecha de finalización
2014

Karst

La región de Karst estuvo en algún momento cubierta con árboles de roble que los venecianos utilizaron para construir su ciudad sobre el agua. Debido a esta deforestación, el viento se encargó de pelar la tierra, revelando un terreno calizo. En este paisaje, la tradición de casas pequeñas, compactas, pedregosas y casí sin ventanas sigue vigente hasta el día de hoy.

Casa-prototipo

Seguir esta tradición delimitaba el diseño de una casa pequeña compacta y pedregosa, correspondiendo a las necesidades de una familia joven, pero siguiendo los principios tecnológicos actuales. La redefinición de una casa tradicional con piedras de Karst llevó al concepto de la casa-prototipo como compacta, pedregosa y con un techo inclinado, para una vida de campo contemporánea. La casa es concebida como un volumen monolítico con dos volúmenes de madera insertados y conectados con un aterrizaje interino.

Organización

La planta baja opera principalmente como un espacio público o semi-público, con múltiples vistas del paisaje, mientras que el piso de arriba es mucho más privado, con vistas al cielo solamente. El espacio está dividido por dos volúmenes de madera que contienen una cocina con un comedor o baño en la planta baja, y un dormitorio principal y uno para niños en el piso de arriba.

El concepto de la casa permite que cada dormitorio funcione como una pequeña casa inclinada de madera, haciendo que uno se sienta como si estuviera durmiendo literalmente adentro de su casa (simbólicamente hablando) y no en un dormitorio común y corriente. El puente que conecta a las dos casas funciona como un salón de juegos. La casa tiene tres grandes ventanas cuadradas, que permiten ver una iglesia italiana al oeste, un bosque al sur y la entrada a una plataforma en el este.

Materialidad

La redefinición del techo rocoso y tradicional de las casas de Karst, con una textura, color, material e inclinación bien pronunciada, es ejecutada como una interpretación contemporánea de hormigón, con un ingenio tecnológico intenso. Una conexión materialmente inseparable entre la fachada y el techo es una alusión fundamental a la imagen tradicional de Karst. La piedra, puesta sobre el hormigón durante el proceso de enyesado, le da a las paredes la apariencia de tener una construcción sólida de mampostería- técnica de “baja tecnología” utilizada durante los 70’s por el padre arquitecto de Aljoša, también en la región de Karst.

Es una fachada de 15cm de grosor, donde el constructor coloca primero una hilera de piedras, con la parte más plana de la piedra contra el armazón, y luego vierte el hormigón detrás de esa hilera. Cuando se retira el armazón, luego de uno o dos días, el constructor podrá sacar los restos excesivos de hormigón, para abrir la superficie de la piedra. El cielorraso es un bloque de hormigón, donde su encofrado se hizo de tablones de madera. Todas las paredes interiores están hechas de tres capas de paneles de abeto contrachapados, barnizados con un aceite transparente. El bloque horizontal es de abeto laminado.

Tradición y contemporáneo

El diseño de la casa aborda la relación entre lo contemporáneo y la tradición, cuestionando las características de la arquitectura tradicional desde donde se origina, y simultáneamente estableciendo una relación entre la interpretación contemporánea y las condiciones de dominación tradicionales.