Ubicación
Provincetown, Massachussets
Construida en
2012-2015

“No podemos continuar infinitamente reviviendo renacimientos. La arquitectura tiene que seguir adelante, o morir. Su nueva vida viene de los grandes cambios en los campos sociales y técnicos de las últimas generaciones…no hay finalización en la arquitectura, sólo cambio constante”

Profesor Dr. h.c. Walter Gropius

Provincetown es una fina línea de edificios bajos en la punta curva de Cape Cod. A pesar de sus conocidos artistas, escritores, pintores y una histórica comunidad gay, el pueblo tiene muy poca arquitectura contemporánea. Este proyecto toma forma a unos pequeños pasos de una obra maestra de Walter Gropius del siglo XX.

Esta casa de playa de 2400m2 está ubicada al fondo de la geográficamente exquisita Provincetown, en una duna frente a un pantano de sal y una escollera de una milla de longitud. Es una estructura de dos pisos, con tres dormitorios, un área símil a un loft donde se encuentra el living, el comedor y la cocina, una larga terraza y balcones cubiertos. Los contornos y la curvatura de la tierra combinada con los 23 pies de altura limitados por la ciudad, fueron usados para desarrollar una relación cómoda e íntima entre la arquitectura y el lugar.

Al llegar uno entra en un piso de un volumen escultural, envuelto en madera y formado como una roca que recién acaba de naufragar desde el océano. Un puente de vidrio conecta el dormitorio de los invitados en la entrada con el dormitorio principal, sobre una sala de estar de doble altura que se encuentra debajo. El dormitorio principal está envuelto en madera de Ipe en las paredes, el cielorraso y los pisos, con terraza clara con vista a la plata. Sin embargo, es el baño principal el más especial, íntimo y acogedor, muy parecido a un sauna sueco gracias a su bañadera cristalina y al lavabo, diseñados como el mismo espacio.

La sala de estar, el comedor y la cocina tienen un espacio abierto, gracias al cercamiento de grandes puertas corredizas de vidrio, con pisos de hormigón pulidos, extendiéndose hasta la terraza en donde se pueden encontrar vistas espectaculares de la bahía de Cape Cod y la escollera del frente. Es sólo por la colina cuando la parte inferior de la casa es visible, compuesta de una base transparente y muros de contención y maceteros de estuco gris.

Se construyó un sistema compartido de calefacción y refrigeración séptica y geotérmica, que en un futuro cercano servirá no sólo para la casa de playa sino para cuatro potenciales casas de dos dormitorios cada una.